Pombagira

Pombagira 2017-10-04T00:07:16+00:00

Pombagira es la Guardiana de la Ley de Dios.

Pombagira es herramienta de la Ley Mayor y la Justicia Divina.

Una Pombagira de Ley cela por la vida, por lo tanto NO NECESITA NI DEBE DE SOLICITAR ningún TIPO DE SACRIFICIO ANIMAL.

Para sus trabajos en tierra, no necesita vestirse de manera extravagante u osada. Su belleza y exuberancia se demuestra en sus consejos y caridad que ofrece a todos aquellos que acuden a su ayuda.

NO es necesario el mejor Champagne u otro tipo de bebida para que trabaje, las Pombagiras vienen a ejecutar la Ley, no a dar un paseo por el materialismo.

Pombagira, no es mujer de siete hombres, ni tampoco sinónimo de prostituta. Ella es un espíritu femenino que visa promover el discernimiento entre lo ilusorio y real, demostrando seriedad en sus trabajos espirituales y contundencia en las reflexiones que deja.

Pombagira es un misterio de Dios que debe de ser aclarado y estudiado.

Pombagira, es la propia iniciativa en sí. El deseo es un factor divino fundamental en nuestras vidas, pues nosotros lo absorbemos por todos los chacras.

El factor deseo, de Pombagira, combinado con el factor vigor de Exú, se completan y crean las condiciones para que la Umbanda tenga sus recursos mágicos y kármicos, para socorrer a quienes acudan al templo. Estos factores, al complementarse, generan ideas que nos lanzan a la conquista de algo, pues despiertan en nuestro interior el deseo de realizar. Sin la actuación de Pombagira, desistiríamos de aquello que buscamos, si es que surgiesen dificultades en nuestros caminos.

El deseo solo existe porque así Dios quiso y no se manifiesta solo por el aspecto sexual, pues sentimos deseo de aprender, de dormir, de viajar, de conversar, de divertirnos, de comer algún alimento o de vestirnos con alguna determinada ropa, etc.

La Señora Pombagira es la pura vibración de la sexualidad, pero esta vibración se encuentra en la función de frenar y/o bloquear los impulsos sexuales femeninos, intentando evitar que las mujeres u hombres caigan en la tentación del deseo sexual más instintivo, próximo al de los animales – la lujuria y erotismo. Su Misterio principal es dar fluidez y expandir sentimientos y voluntades que por sí solo son pasivos.

Independientemente que en los trabajos que las Pombagiras realizan demuestren alegría, vivacidad y libertad de palabras y movimientos, ellas no deben ser vistas como prostitutas desencarnadas o demonios, y sí como Entidades que lidian con la sexualidad de las personas presentes para descargar de ellas el cúmulo de este tipo de energía. Por una falta de estudios, muchos fieles y practicantes colocan a la Pombagira en el pedestal del Espíritu que viene para beber, satisfacer nuestras necesidades materiales y dar un paseo por la tierra entre risas, comportamientos osados e incluso malas palabras.

Pombagira como elemento Religioso, actúa como agotadora de karmas individuales y como activadora o estimuladora de los seres.

Pombagira vibra la Caridad, el Respeto, la Prudencia, la Simplicidad y la Contundencia acompañada del Deseo, impulsando al Ser a cumplir sus objetivos.

Pombagira de Ley, es un espíritu que NO SE PRESTA para trabajos de separación de familias o parejas, de amarres entre personas.

Un consejo que la Espiritualidad siempre predica a todos los médiums que trabajan con los Exús o Pombagiras es que cuiden siempre su EGO, ya que cuando este surja sentirán sed de Poder, y este deseo tocará las puertas del corazón con la ilusión, y comenzarán a vivir fantasías en donde los más afectados son los propios médiums.

“Exú y Pombagira son herramientas de la Ley Mayor y la Justicia Divina, por tanto, solo pueden hacer el Bien”