esen

Exú

Exú es el Guardián de la Ley de Dios.

Exú es el brazo ejecutor de la Ley Mayor y la Justicia Divina.

Exú de Ley es un ser que cela por la Vida en sí, por tanto NO precisa deNINGÚN TIPO DE SACRIFICIO ANIMAL.

Exú no precisa de Excesos de Bebidas Alcohólicas, ni vestimentas extravagantes. Sus trabajos tienen cimientos de Seriedad, Determinación y Contundencia.

Exú no se presta a los pedidos negativos o vengativos.

Exú, es un espíritu que NO se maneja con palabras groseras, gestos obscenos ni amenazas.

Exú, es un ser que promueve la caridad y cela por la vida del médium y de las personas.

Exú es el Guardián de los Pasajes y las Porteras que existen en nuestro mundo visible, protegiendo, para que no adentren en nuestros ambientes energías negativas. Su característica más marcada es la de transmisor de la fertilidad y la fecundación. Camina en el tiempo y espacio con tranquilidad, abriendo nuestros caminos.

Difícil hablar de Exú sin comentar la controvertida cara del mal que se formó en el imaginario popular. Otro plano bastante discutido es, si es un Orixá o apenas más una Entidad representativa del ser humano. Pero Exú es mucho más que eso; tanto puede presentarse en el mundo visible que conocemos, como también en el mundo de los Orixás, Entidades y Espíritu de los Muertos.

Infelizmente, nuestro querido Guardián Exú aún es visto por muchos como aquel que hace el mal, y se satisface con lo que ese mal pueda provocar. Durante años y años, segmentos religiosos contrarios hicieron de todo para atribuirle conceptos errados, creando demonios para definirlo. Todo eso no pasa de una gran e injusta mentira, que hoy, gracias a la evolución, está siendo derrumbada, haciendo con que muchos conozcan su verdadera función y actividad, que es la de guardián y controlador de la Creación y del Universo. Es a través de Exú que nosotros, seres humanos, conseguimos ejercer nuestro libre albedrío, hablando directamente desde nuestro corazón. Muchos buscan a Exú para satisfacer deseos mezquinos de venganza, sin que le importe la Ley de la Evolución, que es implacable y devuelve todo lo menos se espera. Atiendan bien, ya que pedidos negativos como separación de parejas o familia, cierre de caminos, amarres de pareja o resumiendo en pedidos que perjudiquen al semejante, Exú de Ley no los cumplirá, ya que la Umbanda es Religión, por tanto solo puede hacer el Bien.

La Sesión de Izquierda (así es conocida la sesión de Guardianes) es indispensable para la Umbanda, porque trabajamos con la fuerza de los Orixás, y quien trabaja con la fuerza de Ellos debe también utilizar la línea de la Izquierda, donde trabajan las Entidades que lidian, controlan y refrenan un poco las envestidas de los espíritus del bajo astral. En las Sesiones de Izquierda, Exú y Pombagira son indispensables, porque son ellos que lidian con estas fuerzas negativas.

Es indiscutible que Exú es un Orixá con la misma grandeza que los otros. Así como el Orixá Ogum, en que las líneas de trabajo se presentan como Caboclos de Ogum, el Orixá Exú tienen sus líneas de trabajo que se presentan como Exús de los más variados campos: Exú de las Encrucijadas, Exús del Cementerio, Exús de las Matas, Exús de las Pedreras, que nada más son manifestaciones del Misterio Exú en la irradiación de los Orixás.

La irradiación pura de Exú, dentro de la Umbanda, no es trabajada, ella solo es trabajada a través de los Exús que incorporan en los médiums como Exús de Trabajo, Exús Guardianes de los Médiums. Ni el grado de Guardián es muy explorado en la Umbanda.

El sincretismo del Exú con el demonio, se convirtió en un mito popular. La palabra demonio, haciendo aquí un paréntesis, es espíritu, pero tiene esta connotación de cosa de las tinieblas.

Exú no es demonio, en la religión es elemento religioso, en la magia es elemento mágico, en la Ley es ejecutor. Entonces, para nosotros Umbandistas, Exú no tiene esta connotación de un ser demoniaco, así como en el Catolicismo, donde está palabra es usada. Por desconocimiento de causa, muchas personas tomaron esta mentira y la terminaron creyendo; de donde se creó justamente es mito tan popular, tan bien explorado por determinadas sectas, que utilizan a “Exú” como una excusa para explicar el mal de las personas, cuando sabemos que el mal de cada uno reside en sí mismo, y no en su exterior. Esta connotación esta errada, porque trabajamos con Exú de Ley, que ayudan a las personas, cura, abre caminos, y, si fuese un “demonio”, no haría este tipo de filantropía espiritual.

De la misma forma que la caridad es prestada por el Caboclo. Dentro del trabajo espiritual, Exú está para servir a las personas, apenas tiene una forma diferente de trabajo, por lidiar con las fuerzas negativas dentro de aquello que fue reservado para él, que precisa de elementos específicos. En cuanto el Caboclo precisa de una ofrenda de frutas, velas coloridas y flores, el Exú precisa de la misma ofrenda, pero usando la pimienta, el aceite dendé, velas negras, cigarros y monedas. Vale la redundancia y aclarar nuevamente que tanto Exú como la Pombagira no precisan de ningún tipo de sacrificio animal, ya que esto va contra la Ley de la Vida, la cual es celada por los mismos.

Nuestro más preciado respeto a estos grandes Maestros y Guardianes, que emanan sabiduría acerca de la Vida y de los Misterios de la Creación de Dios.

Laroié Exú…
Exú Omojubá!
RECIBE LAS NOVEDADES
Deja resgistrado tu email, para recibir de manera gratuita las nuevas ediciones de la Revista Umbanda Para Todos.
Inscribirse